Blogia
Punto de vista. El blog de TuOpinas.

La voz de mi pueblo: "DIARIO DE BIENSERVIDA" Nº 789 Por D. Luís Serrano

Sábado 14 de Junio de 2008
La voz de mi pueblo que recorre el mundo
Diario de Bienservida 789º

24ºC. Sol brillante, presión normal, viento en calma y humedad subiendo, puede ser el primer día de verano verdadero.

Santa Digna, bendita mujer de las que quedan todavía sin atreverse a salir a la puerta de su casa a tomar el sol

Buenos días amigos que me dan envidia al ver el anuncio del tren Transcantábrico que durante una semana te recorre el norte de España a cuerpo de Rey, solo 5000 euros por pareja y el detalle de la ¡agencia que lo organiza ( 3 euros por trámite de reserva). Fenomenal detalle de vendedor audaz, que puede dar al traste con el viaje al matarte la ilusión por 500 pesetas.

Mucho más se puede disfrutar tomando una aguja del cantábrico guisada con patatas, en el porche de un jardín al anochecer, al ver brillar las espinas de color azul fosforescente sobre el plato. Así es fácil separarlas y evitas desgraciados pinchazos en el paladar.

Mañana repite José Tomás en Madrid entre el escándalo del precio de las entradas a la plaza. Aunque no menor es el escándalo al leer en la página 65 de La Vanguardia que la devolución de los 400 euros ha supuesto una inyección de 6000 millones de euros al mercado.

Me pregunto, ¿desde cuando se puede suponer que una inyección que no terminará de estar puesta hasta Diciembre se puede decir que ha causado efectos, incluso un mes antes de pinchar el culo del asalariado? Morro lo hay y poca seriedad al escribir o describir los efectos de las inyecciones, ya lo dice el refrán "las mejores inyecciones son chorizos y riñones", evidentemente después de comidos y digeridos.

Llama la atención como determinados delincuentes aparecen en la prensa con nombres y apellidos y otros con las iniciales y la mayoría sin ningún signo que los pueda identificar. No hay posibilidad de arbitrar un acuerdo que indique cuando se debe dar claramente a conocer el nombre de un sinvergüenza.

Y me voy al género, está claro que existe el masculino y femenino, hijo, hija. Cómo llamar a un hijo de una pareja lesbiana podría ser hije y al de una pareja de homosexuales hiji y quedaría el nombre de Hijus para denominar a la cantidad de hijos de otras denominaciones que existen desgraciadamente.
Pero amigos es sábado de noche cada vez más corta que invita a soñar. Pensaba en las noches veraniegas de Bienservida, esas noches que saliendo a las afueras del pueblo, sentado en la era moreno en noche estrellada, con suave viento abrego, podías escuchar el sonido del viento. Si abrías los ojos hasta podías ver las luces de los vehículos que a 8 Kilómetros te enseñaban sus faros al salir de Andalucía. Con ellos abiertos en dirección a Jaén veías trazados de rectas efímeras incandescentes que se aparecían a la tierra en su camino de muchos miles de años. Si rizabas el rizo y suponías que los ciervos al rozarse sus cuernos contra los pinos sudorosos de tea, se impregnaban de resina y a la noche se tornaban fluorescentes, al mirar hacia la Dehesa del Oso, cerca de Siles veías cantidad de lucecitas que a muchos podían engañar creyendo eran luciérnagas.

Y si agudizabas el oído llegabas al filo de la madrugada a escuchar los gallos cantores de la cercana Villarrodrigo que despertaban a Perifollo para que no hiciera tarde a abrir la Iglesia nada más amanecer.

Recuerdo, quizás siendo niño, o algo más, en las parvas de las eras en las noches estivales, tumbados boca arriba escudriñábamos el cielo y estoy completamente seguro de haber visto enormes autopistas de varios kilómetros de ancho que en dirección a Marruecos venían desde centro Europa llenas a rebosar de Superconstelaciones, cazas, aviones de pasajeros escoltados por aviones de guerra y era todo un delirio verlos pasar sin descanso, siempre en la misma dirección, sin luces, resplandecientes por la reflexión de la luz del firmamento, silenciosos y ordenados. A veces duraban horas estas invasiones, que pienso podrían ir acompañadas de infinidad de objetos voladores desconocidos para nosotros: No olvido esas vistas maravillosas que cuando dejaban de pasar, te dejaban medio adormecido. Ninguno comentaba nada y silenciosos marchábamos a casa a meternos entre sabanas y olvidarnos de pensar.

Es increíble recordar estas vivencias, que parece las tengo delante de mi ordenador; eran verdades quizás virtuales que ahora me vienen a mi mente y se reflejan en la pantalla cual si fueran puntitos rojos como los que me hace ver el radar meteorológico cuando me anuncia que a la tarde, dentro de poco tronará caerá piedra.

Amigos de mis sueños hasta mañana si Dios quiere, el fútbol me espera y no creo haya sido un sueño pensar que en pocos días se habrá acabado la Copa Europea para nosotros, saludos. Luis
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres